Todos contra el canon

La cosa ha terminado por reventar. Hablo del acoso mafioso de la SGAE sobre los usuarios, los oyentes, y los consumidores en general. Se discute en el congreso sobre la nueva ley de propiedad intelectual y grupos sociales y políticos han decidido plantar cara al todopoderoso lobby de Bautista & friends y han creado una página web www.todoscontraelcanon.es para que la gente pueda firmar, organizarse y evitar que se nos cobre por todo para mayor beneficio de una discutible industria. Esto de las organizaciones sociales tarda pero finalmente termina siendo efectivo.

Elecciones en Colombia y victoria del actual presidente Álvaro Uribe. Los colombianos en menos de un 45% han acudido a las urnas y han dado la victoria al hombre que aplicando mano dura y ayudado por los EE.UU ha conseguido meter al pais en una senda de normalización más que dudosa. El candidato de la izquierda ha logrado un loable 22% y aunue no ha conseguido subirse al carro de las victorias izquierdistas en el cono sur de américa si que ha demostrado que el socialismo, la izquierda, el progresismo o como se quiera dar en llamar está en auje. Era m uy dificil luchar contra el todopoderoso Uribe. Ahora la pelota llega al tejado de las FARC.


Iba a decir que poco a poco los lectores de esta página aumentan, pero no es verdad, lo que aumenta es el conocimiento que yo tengo de quien me lee y cada vez que descubro la cara de uno de vosotros el riesgo que asumo es mayor. Primero por defraudar, ¡que coño! y luego porque siempre tengo la sensación del juicio sobre mi cabeza. Me he propuesto poco a poco emterme en el papel del actor de teatro que tras las candilejas solo acierta a sentir al público, pero no a verlo y me he propuesto ganar un escalón de libertad cada día y después de todos estos buenos propósitos he decidido agarrarme a la cuerda como hacíamos los malos escaladores cuando el vértigo nos acogotaba.
Tiene que ver esto con las palabras que he cruzado esta tarde con Eles, mujer a la que conocí cuando no lo era y que he sumado a la lista de esos ojos silenciosos del otro lado del cable.
Algún día tendré que hablar de ella y de mi, pero para eso creo que tengo que recoger algo de resuello y un puñado de sentido del humor, como el suyo, ácido y tengo que hacer memoria, que seguro que termino diciendo lo que no era, porque a veces los recuerdos son confusos a propio intento y por más que los iluminamos solo conseguimos deslumbrarnos.
Nada más por hoy, salvo deciros que estoy feliz aunque sea de manera transitoria