Primavera

Cuando entro por las tardes en mi invernadero el olor de las flores de aliso despiden un olor intenso, las primeras semillas, en los semilleros empiezan a desenvolverse, a despuntar, primero los girasoles unos días después las bellas de noche y después vendrán las mimosas púdicas. La primavera ya no es un latido, es una pulsión y mientras los ministros dimiten o son cesados, cambian se travisten y se encargan de otros temas. Por razones religiosas el año empieza en enero cuando debería hacerlo ahora en abril, cuando la vida se abre paso y el cambio. Por lo demás las elecciones municipales se acercan de manera amenazadora, como lo hacen algunos vecinos que me preguntan si me presentaré y a los que les despejo cualquier duda para que miren hacia otro lado con tranquilidad. Los italianos votarán este fin de semana y dicen las encuestas que muchos no saben lo que hacer. No me lo creo, muchos seguro que saben a quien no van a votar otra cosa es que sepan a quien hacerlo. A mi me pasaría lo mismo.