Listas y listos

Lo primero dar la bienvenida a Nacho que ha montado su propio foro en La bestia muda y que promete muy buenos comentarios y disquisiciones sobre las cosas. No podía ser de otra manera de parte de una persona que lleva años reflexionando sobre el arte, la vida y otros menesteres. Le tengo que enviar alguna foto de nuestra estancia en París, las visitas al museo Rodin, los bocadillos turcos con aceitunas y los ratos en el parque dando pan a los gorriones. París era un refugio y muy posiblemente lo siga siendo aun a pesar del tenaz gobierno de la derecha.

Hablando de derechas, Alejandro, candidato impertérrito en todas las candidaturas que se precien anda revuelto. Lee y piensa que alguien le siega la hierba bajo sus pies. El no lo sabe pero el prozac no lo cura todo, es mejor relajarse, aunque se acerquen las elecciones lo mejor es la calma, menos llamadas, menos lecturas, menos nervios y lo mismo tiene suerte y ayudado de su hada madrina, la madre-madrina, la tesorera impertérrita, la yo-me-quedo-con-las-pelas-siempre consiguen trepar aupándose en la banqueta de la red. Lo malo de las banquetas es lo inestables que son. ¡Ánimo!


Ayer mani en Madrid para luchar contra las obras de la M-30. Había más asociaciones convocantes que asistentes y es que claro con tanto figurón al frente del movimiento vecinal no hay manera de juntar una docena de activistas. Así que Gallardón anda tan fresco, citando a la esforzada concejala Inés Sabanes de lejos como hacía Belmonte. Inés está fiada en lo que le puedan ayudar desde Bruselas, por el bien de los madrileños ojala le hicieran caso, pero está complicado, la izquierda a la izquierda está falta de músculo después de los esfuerzos contra la guerra de Irak. Si, si, esta guerra que sigue en medio del silencio de la gran mayoría, claro que los españoles ya no estamos, bueno, estamos al ladito, en Afganistán, a punto de caer bajo el mando de los EE.UU y pasar de fuerza humanitaria a fuerza bruta en menos que alguien mande un telefax, o un correo electrónico, que hoy las órdenes de matar se deben pasar a traves de los bytes. Ni la M-30 ni la guerra, estamos desentrenados.