Sorpresas

Que el enemigo te lea es importante, demuestra que se preocupa por ti, por lo que vas a hacer, por lo que piensas, así que la columna de hoy se la dedico a Pablo Carretero y a su mentirosa compañera Susana Elorriaga que me estarán escuchando. Ayer la interfecta llamó a mi hermana para interesarse por mi padre. Como están siendo ambos lo suficientemente cobardes para no llamarme a mi, y por lo que se ve para no llamar ni siquiera a mi padre directamente, resulta que llaman a mi hermana.
Susana: mi padre está bien, mejor que el tuyo, por cierto y espero que por muchos años, no te molestes más en parecer interesada, ellos, mis padres, ya saben quien eres y de que pie cojeas. Por lo demás pocas novedades, muchas llamadas de amigos, ofrecimientos de trabajo, de abogados, de apoyo. Da gusto ver que al final todos estáis por ahí, aunque no os oía últimamente. Sigo en la brecha. El dominio verdes.info ya está a salvo y mi abogado anda con la denuncia contra mi socio. Ahora solo queda esperar el maldito calvario de los tribunales. ¡Qué se le va a hacer!
Dice Pedro que el también quiere escribir un libro pero que ni siquiera tiene la idea en la cabeza. Yo le regalo una: La historia de un insomne que a las cuatro de la mañana se despierta y va a su ordenador para comptrobar si la base de datos que está a su cargo está funcionando correctamente. Una madrugada, al intentar la conexión la pantalla de su ordenador le revela unos datos que cambiarán su vida… Y no puedo leer más.

Ruido de sables, ruido en general, eso es la política española, así que la recomendación para todos es apagar los altavoces una temporada. Mientras leeros un libro que los reyes magos han puesto en mis manos. El autor Tariq Ali y el título El choque de los fundamentalismos, Cruzadas, Yihads y Modernidad. Buen comienzo para enterarse uno qué es el Islam y porqué pasan las cosas que pasan.
Juan Jiménez, amigo y más cosas está pasando por un momento muy malo. Le acaban de diagnosticar una leucemia a su hija de 15 años y me decía ayer que el año 2006 empieza mal, no solo por eso, que ya es malo. Es verdad. Dicen los dichos que no es importante como empiezan las cosas sino como terminan y yo como soy un pesimista siempre me acuerdo de este dicho con temor.
Recordaba ayer con Jesús que lo que estoy viviendo en Soto con el partido es una historia cíclica. Como un sueño, cada cierto tiempo me veo en la situación de oponerme a que alguien decida robar todo el capital político acumulado para regalarselo al PSOE. Mi interpretación es que vivo un sueño que es una realidad y cada cierto tiempo me coloca en la misma situación, decidir que hacer cuando los advenedizos, los trepas, deciden pasarse con armas y bagajes. Euzkadiko Ezkerra, Nueva Izquierda, Los Verdes y ahora en Soto. Tengo que ver la manera de acertar en alguna ocasión o estaré toda mi vida sin alcanzar el Karma, repitiendo una y otra vez la historia.