Nochebuena

El depósito de mi instalación solar recién inaugurada marca 21 ºC lo que demuestra que en medio de todo a veces podemos disfrutar de pequeños triunfos. Mañana dios mediante espero alcanzar la temperatura de crucero y empezar a poner mi granito de arena en la cruzada contra el cambio climático.
Nochebuena doméstica con el núcleo familiar más sucinto, apurando los placeres de reducir la convivencia a los círculos más estrechos e inaugurando una época realmente nueva en la que no hay más leña que la que arde.
Dado que la velada se presenta tranquila y que mis labores en la cocina se van a reducir a presentar algunos mariscos comprados a precio de oro hoy voy a escuchar la tradicional alocución de su majestad el rey, no porque me interese sino porque quiero reafirmar mis convicciones republicanas y no hay mejor momento ni disculpa más ad hoc que oir al rey de españa en semejante tesitura. Cuando la fuerza flaquea es mejor dedicarle algún tiempo a la realidad y reforzar lo que es hueso en nuestras conviccionesl, y de paso dar un homenaje a mi suegro que como buen comunista siempre escuchaba lo que decía el rey como antiguo augur por si podía predecir como iba el régimen. Va por ti, manolo, como las cigalas que hoy prepararé a tu salud.