Suplementos

Los suplementos del País en general me parecen snobs y no sé exactamente como entienden ustedes la palabra snob pero yo más bien la doy el sentido de «para tontos del culo». Esto no lo debería haber dicho porque ahora todos mis amigos a los cuales les gustan estos suplementos no me lo van a perdonar. Bien mirado si no me lo perdonan no son muy buenos amigos mios, pues los amigos se perdonan las imperfecciones del alma como esta mía de tener mucha manía a los suplementos del País y en general a la modernidad como concepto. La Cuatro tiene, más o menos este mismo marchamo y lo mismo no es por eso, lo mismo es que los modernos no ven tele, pero el caso es que tiene una media de share más raquítica que la cuenta de crédito de un emigrante. Hace mucho que no compro el periódico y me he preguntado cientos de veces por qué y no encuentro una respuesta redonda, contundente, como una mujer de Rubens. Yo creo que es simple tacañería, pero he decidido disfrazarlo de escepticismo político y cultural. Por la pela o por emplazamiento intelectual, solo leo la prensa en casa de mi padre que es militante fiel de Prisa en toda su gama menos en la de Santillana por razones de edad. Nada que sea ni un poquito alternativo sale en los suplementos salvo si su estética es modernilla por lo menos. Nada que conteste al sistema, ni siquiera que lo rechiste por lo bajini tiene ni una sola línea en sus medios.
Los ministros de Exteriores y Defensa han tenido un rifirafe en los medios a cuenta de una venta de aviones o de un viaje. No me ha quedado claro lo qué. EL PP, Acebes a la cabeza ya ha pedido la reunión del consejo de seguridad de la ONU por los evidentes perjuicios que a nivel internacional tiene la historia y Zapatero por boca de su ministra de cabecera ha dicho que es simplemente un malentendido, sin aclararnos si quien entendió mal la realidad fue el al elegir a semejantes ministros o se habla de otro palo.
Zapatero es Mr Gardenner y no aprende. Le recomiendo la actitud de los presidentes de equipos de fútbol que en cuanto que la peña se encrespa un dominog mandan a tomar vientos al entrenador y recobran el crédito entre sus adeptos. SI en vez de decir que era un malentendido, Zapatero hubiera anunciado el cese fulminante de los dos tontos del culo de ministros que tenemos a estas alturas ratings en las encuestas serían de líder mundial, que lo que nos gusta a los españoles es decisiones fuertes, rápidas y no mentiras piadosas sobre lo mal ques se enteinden algunas cosas.