Paso las horas

A veces tengo problemas con mi hijo cuando me exaspera porque no atiende algunos consejos que le doy. Parece sordo a las más elementales normas de comportamiento ante crisis. Esto mismo me parece que ocurre con el presidente de gobierno, hoy ha deslizado algunos comentarios sobre el acuerdo en materia de terrorismo en la cumbre euromediterranea que han tardado escasos segundos en convertirse en munición del PP y de los mass media que le apoyan. Por más que seguramente algún consejero le repita al oido que ahora es muy importante no equivocarse, Zapatero tiene predilección por decir cosas a «micrófono cerrado» que se convierten en titulares al poquito. Al otro lado de la soga estaba Esperanza Aguirre demostrando lo malos que son los apoyos del PSOE dado que acaban de encausar a un concejal del PP por pederasta. Esto es una locura. Por cierto os recomiendo una pequeña sección que tiene Keké en la noche Hache de la Cuatro (del resto de la programación de la cadena todavía no hay demasiado que resaltar) sobre la guerra de los medios; para los que no oimos la cope es verdaderamente escalofriante.

En Soto parece ser que ya han decidido expulsar al concejal de los verdes. Yo tengo ganas de vomitar.


Por lo demás el día transcurre por los derroteros de un lunes cualquiera, es decir mal y yo solamente tengo ganas de que pase el frio y que las cosas sean de otra manera, lo que pasa es que ya no se de que manera quiero que sean, así que paso las horas y espero.


Ya hemos puesto en funcionamiento la tienda de comercio justo en www.comerciojusto.com.es, ayer estaba optimista y pensaba que era una buena iniciativa, hoy no lo sé. La macroeconomía tampoco parece que me eche una mano, si bien el azúcar salió positivo, el petróleo baja de precio y el Euro sube, así que mis inversiones están en el congelador, como mis pies, en este momento.