De matute

Lo pequeño, lo cercano se nos antoja casi siempre como molesto, de lo lejano siempre tenemos mejor perspectiva y sobre todo el desconocimiento de la realidad. Mis ex-compañeros de partido, los que crecieron a mis pechos, se aprovecharon de mi trabajo y de mi prestigio político en este pueblo y que en los últimos meses se han peleado por controlar el grupúsculo que son los verdes de Soto del Real han mejorado sus relaciones, y en esa mejoría ha debido ser parte fundamental algunos acuerdos sobre temas de relevancia como por ejemplo que ya que no estoy en activo no podré estar en las listas del 2007. ¡Que pequeño y qué miserable! Lástima que ellos desconozcan que no tengo interés en participar en esas elecciones y sobre todo lástima de que ellos desconozcan que mi participación electoral no depende de ellos sino de mi.

El debate sobre la admisión a trámite del proyecto de estatuto para cataluña, ayyyy que título tan largo. El debate sobre el estatut, seguido ampliamente por millones de españoles en la segunda cadena, nos ha traido bastante información sobre las posturas de los grupos políticos, algo de furia y un término que a mi me parece especialmente bonito y que me cuentan que empleó Mariano Rajoy en una de sus dos diatribas contra ZP. Yo tengo prescrito por mi médico no oir discursos de miembros del PP, lo que me impide muy a mi pesar ponerme en mi sofá a oir las soflamas sobre el apocalipsis con las que nos regalan un día si y otro también los derechistas del reino. Hablando del reino, Leticia Ortíz, a la sazón esposa del príncipe de Asturias, hijo este del actual rey de España, ha sido madre de una niña que vana dar en llamar Leonor y que en los titulares de los periódicos aparece como la garantía de la persistencia de la Corona en España. Mentiras, mentiras. La corona en España seguirá si los republicanos españoles no somos capaces de acabar con ella antes de que la niña Leonor pueda reinar. Tenemos tiempo, pues salvo error u omisión y si mis cálculos no fallan, dada la edad de su padre, no es fácil que Leonor sea reina de España hasta el año 2045 más o menos. Mi apuesta es que no lo será, o bien porque el PP tiene razón y España ya no existirá para entonces o bien porque será tan distinta que hasta en eso será irreconocible.
Se me va la pinza. Hablaba del debate sobre el estatut y la utilidad del mismo. Para mi lo más interesante ha sido la frase de Rajoy en la que alertaba sobre la reforma de la constitución de matute, es decir a escondidas, clandestinamente o de contrabando, expresión bien interesante que procede de matutino, hora en la que se producía el contrabando en épocas pasadas y en la actualidad la llegada de pateras. Me quedo con la expresión en medio de un debate que no fue matutino sino vespertino, lo que contradice al locutor y que me concilia con el parlamento donde a falta de buenas ideas se oyen bonitas palabras.


Hacer el amor de matute, este es el concepto, o mejor, amar de matute, a escondidas, de contrabando.


Me he metido en el reino de la especulación en mercados de futuros. Ya sé que no es moralmente adecuado, pero soy así, o más bien, estoy así en esta época algo turbulenta de mi vida, hecho un inmoral de tomo y lomo. Me asesora un joven profesional desde Cataluña, si ya sé, la cosa empeora desde le punto de vista moral, que me llama todas las semanas para indicarme cuales son las joyas que nos depara el futuro. Por ahora Sugar 11 y Light Sweet Crude Oil. Ya os contaré si lo prometido es tan dulce como la apuesta.