626085155

Ayer algún fascista de mi pueblo me envió un SMS al móvil diciendo que no comprara productos catalanes. Como le respondí mandándole a la mierda terminó diciendo que me conocía y que no tenía media hostia. Los normal. Los fascistas, matones, desde los camisas negras a los falangistas siempre tienen la misma táctica. Cobardes y brabucones, como los de ETA, escondidos tras sus capuchas, sus negocios, aman el tiro en la nuca, la extorsión, el miedo. Si no haces lo que ellos quieren van contra ti, contra mí ahora. Este es el producto de la desastrosa política del PP sobre el tema y no debe pillarnos de sorpresa. Cuando esta secreción de la política dijo que España se estaba balcanizando sabía lo que decía, no era un análisis, era una señal para que sus matones empezaran a moverse, a meter miedo, a generar el conflicto. Ayer empezaron conmigo desde el teléfono 626085155, lo digo por si alguien puede o se le ocurre algo sobre este número, y la cosa va a ir a peor. Ya veremos.