Es importante mirar para delante

Estas cosas siempre sorprenden. Me refiero al hecho de que alguien lea el blog. Ayer una lectora desconocida por mi y me quiero referir a su faceta de lectora de mi blog y no de ella, que la conozco hace años, me dijo que estaba preocupada por lo que había leido, que me veía triste. He releido algo de lo escrito últimamente y a lo mejor es una apreciación demasiadao personal, por lo tanto subjetiva y a la postre inútil, pero mis escritos no son especialmente tristes, o pesimistas, no más que mi estado de ánimo normal, no más. Lo que pasa que cuando escribo me da una cierta vena crítica, personal y con los demás y eso le da un tonillo grisáceo al asunto. En todo caso es que la vida no da montones de alegrías a diario, sin ir más lejos mi socio el viernes me anunció que quiere deshacerse de mi, lo sabía y lo esperaba y lo único que le falta es decirlo claramente y no poner delante montones de papeles con números que son el resultado de lo que él ha querido. ¡Qué lástima! con lo fácil que es hablar con sinceridad, decir lo que se quiere y dejarse de subterfugios. ¡Ahh! se me olvidava resulta que donde dijo digo dijo diego mi compañera de curro. No es que deje el trabajo, lo que deja es de ir a la oficina pero sigue cobrando, ¡y eso que el negocio va mal! según su marido. De locos.
Ayer fuerte paella hecha a pachas entre Pedro y yo. El a los mandos y yo al consejillo. Buen resultado, alabanzas inclusive entre el público menos entregado y más amante de las ensaladas; sobremesa, par de wiskies y como suele ocurrir en estos casos una posible solución a algunos de los problemas que andaban rondándome por la cabeza. Cada vez veo más claro que tengo que tirarme al negocio de computadores, diseño de webs, mantenimiento de redes y más quincalla eléctronicomoderna. Así que decidido con el asunto me voy a poner a trabajar en ello que en el tema actual me quedan muy poquitos afeitados y eso que yo ni me afeito.
En este asunto o de forma colateral está la página ANUNCIATE que es el fruto de un fin de semana en la Vera pensando como salir del atolladero y que casi sin quererlo poco a poco está consiguiendo tener bastantes visitas, bastantes anuncios. ¿a ver si por ahí está la solución?
Una vez más constato que el verdadero problema de los amigos de mi generación, el mio mismo, es la profunda insatisfacción con lo que estamos haciendo. La sensación de que el mundo tal y como está montado no ofrece a penas nada y que tarde o temprano tenemos que hacer algo, mover el culo en expresión del alcalde de Nueva Orleans para acabar con tanta basura alrededor. Por lo pronto hacemos recuentos de activos y lo que nos hace falta es saber cual va a ser el objetivo.
Un día tengo que escribir un pequeño relato erótico que me ronda por la cabeza pero no me atrevo a hacerlo en este blog, que lo mismo entran menores y no lo entienden bien.
Me quedo con la preocupación de un padre con la educación de su hija y como hemos de afrontar el proceso de confianza en nuestros hijos adolescentes. ¿Confianza ciega? ¿Prudencia?