Hasta que la muerte os separe

Dice un colega mio, y yo le apoyo, que lo peor de esta defensa de la izquierda de los matrimonios homosexuales no es lo que supone de igualación de derechos de algunos-as compatriotas, eso entra más bien dentro del apartado de apoyos incondicionales en el manual del joven izquierdista; lo que realmente le repugna es la conversión al matrimonialismo de todas las izquierdas que en España se denominan y nos recuerda con cierta coña la lectura de «La familia, la propiedad privada y el Estado del empresario manchesteriano patrocinador del tío Karl, el nunca bien valorado y siempre ponderado Freiderich Engels» con el ruego de buscarle un patrocinador a la aventura editorial de reeditarle y distribuirle. Sea. Si alguien conociere algún otro anarcomatrimonialista que se ponga en contacto. E-mail

Con esto de la mani de los sábados la derecha empieza a estar hecha un lio y ya no sabe si seguir a Dani Pedrosa, al chófer cabreado que anda de jefe del mundial de coches, al Rafa Nadal, aunque este como es mallorquín lo mismo habla catalán y eso si que jode, o cogerse el lacoste con el ribetito filohispánico y lanzarse a la calle a terminar la revolución pendiente. Los ppgays, algo así como los lumpemproletariat pero en versión horientación sexual, amenazan con decir nombres, con tirar de la manta en expresión de otro ilustre como Roldán, pero los homosexuales por muy del PP que sean no son tan tontos de denunciar a sus novios-amantes por un quítame allá esas manis. No lo harán sobre todo si son inteligentes, pues denunciar a un compañero de partido por ser gay es algo así como hacer de sadomasoca político. Además ¿no puede un gay oponerse a los matrimonios homosexuales? Ya te digo.


En la esfera internacional, que dicen los cursis que ha estudiado políticas, el G8 amenaza con condonar la deuda a un gruppetto de paises. No he leido al fondo la noticia pues como os digo estoy últimamente más preocupado por la realidad reflejada que por la verdad misma, pero me temo que la cosa tenga truco. El primero seguro que es contable y permite a los paises prestadores que tenían los créditos en clientes de dudoso cobro, pasarlos a cuentas más útiles y poder seguir prestando dinero según a quién y según para qué o como ahora se dice de manera eufemística ayudando al desarrollo de esos lares. El segundo es que esto de la condonación, a parte de una fonética muy entrepierna, lo he oido antes, varias veces, lo que significa que hay tongo; claro que esto es como lo de los videntes y adivinadores que nos traen en fin de año para contarnos como será el futuro, que luego no los llevan al año siguiente y les ponen el dbd con las tonterías del año pasado. A los líderes del G8 o como se llamen, los tenían que poner el dbd del siglo pasado para que vieran la cantidad de veces que han pronosticado un cambio de rumbo en la lucha contra la pobreza y la realidad actual. ¡Ah! y luego que se lo coman.


No hay menos soledad ni más
pero ¡cuánto silencio!
que distancia tan fria
que pavorosa neblina se nos ha venido encima.