Imágenes de la nada

Paso todas las mañanas por la entrada del penal madrid II más conocido por la cárcel de Soto del Real. Es un trayecto rutinario para los habitantes de la comarca que últimamente se ha visto amenizado por un sinfín de obras muy en la onda neoconstructora que vivimos. Tren de Alta velocidad, carretera de circunvalación y carril para bicicletas. Millones de pesetas o de euros que es como ahora se dice mientras los niños y jóvenes de la comarca no tienen ni colegio ni instituto para todos. Me desvío del tema, pero es que este asunto de las grandes infraestructuras siempre me ha parecido un camelo. Pues eso, que como cada mañana paso justo en frente de la entrada de la carcel y veo con sorpresa que tenemos un campamento frente a la gasolinera. ¿Zíngaros? ¿Un circo? ¿Rumanos? La primera pasada no me lo aclara pues hay que estar atentos a las obras que traerán el progreso y que mientras llega son más peligrosas que un saco de bombas. A la vuelta voy más despacio y como el resto de la caravana de coches puedo leer en los camiones ETB, A3 productora y es verdad, no son rumanos son grandes camiones con su parabólica «cubriendo» la noticia del encarcelamiento de Otegui. Desde donde están no se ve a Otegui y las imágenes que van a lanzar al mundo no tienen el más mínimo interés informativo ni van a mejorar la noticia que exponen. Y me quedo aun más desconsolado que con el uso del dinero público de las infraestructuras, poque una vez más los medios de comunicación, o los periodistas o quien sea, que ya no lo sé, han decidido mostrarnos lo inútil y ocultarnos lo interesante.
Mientras en mi pueblo se organiza un negociazo de marca la leona con la recalificación del suelo. Nuevo plan general a la medida de los especuladores locales y de algunos no tan locales. Los camiones de las televisiones están enfocando a la carcel en medio de lo que será un negocio de miles de millones ¡Y NO LO SABEN!
Viernes por la tarde, no trabajo, y estoy en medio de ese momento de descompresión desde la semana al finde. Tengo buenas expectativas sobre las próximas 48 horas.
Jose aún no harecibido la comunicación de que sus papeles están en regla. Es uno de los setecientos mil inmigrantes que se han embarcado en el proceso de regularización y está sufriendo en sus propias carnes un procedimiento que castiga al trabajador por los pecados de la empresa. SU contratador tiene alguna deuda con la seguridad social y como castigo Jose puede quedarse sin papeles. El causante de semejante despróposito se llama Jesús Caldera y lo peor es que anda tan orgulloso, por ahí, cantando las alabanzas de su proceso ejemplar.
Fraga ha llamado payaso al candidato del PSOE por hacerse unas fotos en un gimnasio. Hay nervios, y se notan, ahora que hay que tener mala leche para hacerse unas fotos en un gimnasio cuando tu rival es un octogenario que como se le den mla las cosas puede moirir en el intento.