Anoche tuve un sueño

Los media pro-psoe están dando caña con el PP de Majadahonda. Denuncian trato de favor, comisiones, peleas… lo muestran como si fuera algo fuera de lo común y para los que hemos estado cerca de la política municipal en Madrid nos resulta chocante ver como se toman algunos temas con tanto cariño y se obvian otros. Cualquier periodista medio avispado podría bucear en cualquier ayuntamiento como Soto del Real o alrededores y encontrar tanto o más de lo que ahora encuentran en Majadahonda. Para los interesados en estas cosas os recomiendo la lectura de esta Sentencia
Noticia impactante sobre los grandes avances en clonación de células, de embriones, de lo que sea. Un equipo coreano parece haber demostrado como hacerlo de forma sencilla. División de opiniones, por un lado la comunidad científica, alegrándose y del otro la iglesia católica vaticinando el día del juicio final. Al hilo de esta reflexión se me ocurre que siempre comparamos nuestras opiniones con la iglesia católica y nos olvidamos de las otras tres grandes. ¿qué pensarán los musulmanes? y ¿los judíos? Me temo que en estas cosas están de acuerdo
Anoche tuve un sueño y no fue el de Luther King, el mio fue una pesadilla. Por razones que Morfeo no me desvela yo había decidido acabar con mi vida ahogandome en el mar. No se trataba de un suicidio sino de la pena autoimpuesta por el crimen cometido. Tampoco vi claramente en el sueño a quien había matado pero si fui consciente mientras duró que se trataba de lo que los juristas denominan homicidio involuntario. No quise matar pero lo hice y debía pagar por ello. Y allí me econtraba yo, en la tarde de mi ajusticiamiento esperando a quienes me iban a llevar mar adentro para que me tirara y me ahogara. He pasado una noche terrible, sobre todo porque muchos de mis amigos y familia pasaron por el sueño sin que nadie me dijera: «no lo hagas». Trabajo para Freud o más bien para sus discípulos.
Esta tarde manifestación contra las obras de la M30. Ya se que soy pesado pero no puedo evitarlo. Gallardón es una lacra para Madrid y lo digo en sentido estricto, durante su mandato en la comunidad arruinó las cuentas para los próximos años y ahora va a hacer los mismo con las del ayuntamiento y lo peor es que desde algunos sectores de la izquierda se le mira con reverencia.