Refugiado

Reportaje de la 2 sobre Chile; unos voluntarios llegan en bicicleta a un poblado chabolista recóndito en el desierto de Atacama para ayudar a la maestra local con sus tareas pedagógicas; la voz del locutor nos enmarca la vivencia de los pobladores: «En medio de un desierto inhóspito, bajo un sol abrasador y constantemente castigados por un viento incesante…» A mi me parece el lugar idóneo para la instalación de un sistema captador de energía solar y eólica que diera sustento a una cooperativa de productores ecológicos de energía. Debo estar obsesionado.

Las encuestas han dado un fuerte palo al PP y a Rajoy en particular con su postura en el debate sobre el estado de la nación. Era de esperar y lo que no alcanzo a entender es porqué los partidos políticos repiten con cierta obstinación conductas que terminan por ser dañinas para ellos mismos, sobre todo después de perder las elecciones.
En el parlamento vasco hay un empate para elegir al presidente. Es una buena imagen de lo que pasa en Euskadi y para mi gusto el peor malparaado es Ezker Batua que debería haber jugado a arbitrar y está simplemente alineado, y no muy bien. Fraga regresa de Argentina en visita electoral amañada y pagada con el dinero de los españoles. Si, si, con el de todos que ya nos han explicado muy bien que gracias a la solidaridad interterritorial, estas cosas las pagamos entre todos. Las elecciones gallegas están muy abiertas, se dice y como esa apertura termine siendo derrota del PP local, además de que se van a matar entre ellos en Galicia, va a suponer un problema añadido al PP nacional. Rajoy, estás en un fuerte apuro del que solo te salva un atentado con muertos de ETA, ¡qué disparate!


La iglesia católica anda más callada que tiempos atrás. Quitando algún cenutrio que en la hoja dominical berrea, el silencio es más evidente. Es normal. Muerto el papa, asciende hasta el monaguillo y seguramente muchas de sus eminencias estarán viendo como está lo suyo.


La semana en lo personal empieza cuesta arriba, no puedo decir que mal porque no sería verdad, pero si es cierto que me noto con grandes dificultades para la cosa del día a día. Me salvan mis experimentos en el invernadero que últimamente son mi fuente de paz. Ya he conseguido distintas clases de pinos, varios algarrobos, uno o dos granados y está en ciernes un drago canario que daba por perdido, además acabo de recibir un montón de semillas nuevas con las que experimentar y dos palmeras que prometen. Me siento un refugiado.

Anuncios