Insomnio

La orquesta toca en la plaza del pueblo pero su estela sonora se cuela en la habitación con una obstinación a prueba de todo. Noche de insomnio. Una más. Hay quien piensa que los que no dormimos por las noches y nos pasamos horas y horas esperando a Morfeo podíamos aprovechar para hacer algo productivo. No hay como el desconocimiento.


Segundo párrafo.

En la única ocasión que tuve de estar en su casa, con ocasión de un registro policial, me impresionó ver que no habí­a nada extraño, no pude encontrar ningún objeto fuera de contexto, ni una sola foto que no pudiera explicarse por si misma. El prejuicio de que una persona singular tiene una casa acorde, una vez más se deshací­a contra el muro de la realidad. Luego he descubierto con el paso de los años que quienes tienen casas «especiales» son los que leen las revistas de decoración y se han tragado el anzuelo de que tu personalidad se refleja en tus muebles. La de Ilme podía ser mi casa o la de cualquier persona de su edad, esto todaví­a aumenta más mi curiosidad por el y por su vida.


La noticia del dí­a es Gibraltar, sin comentarios. Héctor Maravall, antiguo compañero disidente de IU escribe en el Pais sobre lo que debe hacer IU para recuperar el tono polí­tico. Es un extenso artí­culo donde lo que me queda claro es que IU debe soltar lastre por su izquierda. Es posible que tenga razón,  pero como siempre las recetas hay que darlas con todo lujo de detalles o es imposible cocinar el plato. Un compañero me manda el listado actual de partidos verdes. Le faltan algunos pero cuento más de treinta. La mirada es engañosa, hay más partidos de centro, más socialistas y muchos más comunistas. El problema es otro.


Me voy de vacaciones aunque seguiré intentando escribir.