Ay Jalisco no te rajes

Hace mucho calor y posiblemente esta sea la causa por la que hoy podemos leer algunas cosas en los periódicos.

 José nMaría Fidalgo: «CC.OO. no defiende para España una ley de 35 horas semanales»n Diputados ndel PP piden el voto secreto en el próximo debate sobre las uniones homosexuales nésta última me deja mosqueado. ¿no quieren que se conozca su voto porque será nnegativo en consonancia con la doctrina de la conferencia episcopal o porque nserá positivo en consonancia con sus ideas?nnEl vaticano ataca al feminismo por igualar a hombre y  mujer . En lo nexterior hay un choque de civilizaciones, dicen, aquí en España nos preparamos npara topar con la iglesia y yo recuerdo tristemente que en el último asalto con nella, los socialistas no dieron la talla, a lo mejor como en esta legislatura no nva a haber dinero para grandes cosas, se dedican con más ahínco a la defensa de nlas posiciones políticas.

n


n

nnGreenpeace pide a los consumidores no consumir langostino de cultivo pues ya nlo sabemos, hay que pedir langostinos salvajes. Ando preocupado con el destino nde los que no salen en los periódicos, hay que irse a las páginas de las ONG npara poder ver algo, me encuentro con información de SuazilandianEl gobierno del nRey viola los derechos humanos, ya sé dos cosas, que ellos también tienen nrey y que viven muy mal.

n


n

Las fiestas del pueblo como era de esperar no han mejorado. nFuerte procesión de la virgen a la que el Alcalde ¡entrega el bastón de mando! nseguida de una corte de mujeres de cierta edad, que se diría, cantando como ngatos unas canciones que en vez de hacernos ver la alegría del momento, npresagian una desgracia inminente. ¡Qué oscuros y tristes son los católicos! nPoca gente en general y desde luego muy poca en la procesión, los jóvenes nquieren tirar huevos al alcalde, no queda claro porqué, pero este no les da nocasión negándoles el discurso de inauguración de las fiestas, el honor del npregón para una prima de la pantoja, la orquesta canta Ay Jalisco no te rajes, nseguramente para estar a la altura del revival local y unos centenares de nvecinos-visitantes miran al escenario con cara de incredulidad. A mi me pasó nalgo parecido en 1982 cuando visité la URSS y al bajarme del avión tuve la nsensación de haber viajado no solo en el espacio sino también en el tiempo, nacababa de llegar a los años 60.

n

No todo es antiguo en las fiestas de Soto, a los jóvenes les nhan puesto una carpa-discoteca en medio del parque del río, alrededor de la cual nse practica el deporte nacional sub22 del botellón. Makro hace el agosto con los nchavales y el parque se convierte en un inmenso basurero de botellas, vasos, ncondones… ¡Aaaayyyy Jalisco noo te rajeeees! Los coches abiertos cuanto se npuede disparan música a todo volumen compitiendo con la que sale del recinto y nalrededor del recinto pululan personajes de más edad, unos en busca de nadolescentes descarriados y otros curioseando para poder criticar.